Bienvenidos

“Cuando vives en el rincón más aislado y aburrido del mundo, soñar con una vida llena de acción y aventuras es casi inevitable. A sus diecisiete años Airis no tiene ni la menor idea de lo que quiere hacer con su vida, como casi cualquier adolescente, pero sí sabe todo lo que no quiere: justo lo que se espera de ella.
Aunque nunca ha visto a un demonio, no conoce a ningún mago y está segura de que se morirá de vieja antes de cruzarse con un eternal, Airis no puede dejar de fantasear sobre ello y sobre que algún día, cuando al fin consiga hacerse con las riendas de su propia vida, se convertirá en una famosa aventurera… Pero cuando ese mundo que tantas veces ha soñado con recorrer se abre de golpe ante ella, nada resulta ser como había imaginado.
Inmersa en una realidad que no entiende, sin objetivos ni una meta clara a la que aspirar, se dará cuenta de la peor manera de que estar perdida es algo más que no saber qué dirección tomar.
¿Dejará que otros vuelvan a dirigir su vida o se arriesgará a tomar sus propias decisiones? Y si sus decisiones no sólo la afectaran a ella, ¿con cuántas vidas podrá cargar antes de derrumbarse?
¿Cuántos horizontes será capaz de cruzar?”
“Airis o la espada del Rey” es una historia de fantasía que me ronda la cabeza desde hace más de 15 años. Con el tiempo (y 15 años es mucho tiempo) me he dado cuenta de que jamás seré capaz de terminar algo como esto, algo que cambia cada vez que pienso en ello, que fluye y salta y jamás se queda estático… pero al menos puedo intentarlo.
Tengo a mis espaldas más de una década de apuntes, de notas al margen, de libretas llenas de garabatos, de imágenes mentales y escenas a medio escribir; tengo líneas temporales, fichas de personajes, genealogías y dibujos esquemáticos de todo tipo de objetos inanimados. Y, sobre todo, tengo un argumento medianamente estable alrededor del que fluctúa todo lo demás. Sólo me falta un pequeñísimo detalle…
Escribir.
No hay mucha diferencia entre garabatear en el scrivener o hacerlo aquí (no a nivel técnico al menos) así que, ¿por qué no? ¿Por qué dejar que Airis se quede en los archivos de mi ordenador, acumulando polvo digital, si puedo dejarla salir?
He de advertiros, sin embargo, tres cosas antes de entrar en materia:
1. No esperéis un ritmo de actualización constante. La idea es intentarlo, por supuesto, pero me conozco demasiado bien; puedo escribir 5.000 palabras en una tarde y después pasarme semanas retocándolas, cambiando frases, expresiones, adjetivos, signos de puntuación… Sé que lo ideal es vomitar primero y corregir después, pero a veces no puedo evitar volver sobre lo que acabo de escribir y darle vueltas hasta que ya no sé diferenciar norte y sur. Así que si de repente veis que desaparezco durante meses no me odiéis, compadecedme: me he topado con una escena de la que no sé cómo salir.
2. Por supuesto me interesa saber si la historia os gusta o no a nivel subjetivo («la trama es un coñazo», «me ha gustado este giro», «no me caen bien los personajes», «eso no me lo esperaba», «me he dormido sobre el teclado y ahora está lleno de babas…»), pero me interesa todavía más saber qué os parece a nivel objetivo: ¿es este personaje creíble? ¿Esta escena está bien descrita? ¿Tiene sentido el modo en el que se suceden los acontecimientos? ¿Es esto coherente con el resto de la trama? Todos los autores estamos enamorados en mayor o menor medida de nuestra obra y eso nos convierte, seamos conscientes o no, en ciegos funcionales. Podemos escribir la mayor mierda del mundo y negar la evidencia hasta que el olor se vuelve insoportable. Vosotros, en comparación, tenéis la clarividencia de un visionario y, con un poco de suerte, la sinceridad de un demonio. No os cortéis: entrad a matar.
3. Tomáoslo con calma y no muy en serio. Recordad que esto no es más que un primer borrador. Disfrutadlo si os gusta, despellejadlo si no. ¡Yo qué sé! Haced lo que os dé la gana. De eso se trata. Por mi parte yo seguiré escribiendo que es, en definitiva, de lo que va todo esto.
Cristina Pardo “DiNenfis”
14 de julio de 2016
~~ Empieza a leer aquí ~~